Pulseras de Ámbar

Las pulseras de ámbar son un tipo de joya muy de moda hoy en día, pero… ¿Conoces su historia?


La existencia de las pulseras es considerada desde hace incluso más tiempo que los anillos, y esto es debido a que se han encontrado ejemplares portados por momias en el Antiguo Egipto e incluso en sepulturas prehistóricas europeas de la Edad de Bronce.

Las primeras pulseras solían contar con una forma en espiral, pasando por una forma cilíndrica de dos piezas a ser decoradas con incrustaciones de pedrería, como el caso del ámbar, y emblemas propios de cada cultura.

Con el transcurrir del tiempo las pulseras han ido evolucionando y se han fabricado de distintas formas y con diferentes elementos.

Al igual que con otros complementos como es el caso de collares, anillos o pendientes, a las pulseras también se las ha considerado que no sólo aportaban elegancia, sino que, añadiéndole minerales o determinados tipos de piedras, contaban con propiedades curativas y que portaban buena fortuna. Probablemente la más representativa sea la pulsera de ámbar.

¿Para qué sirven las pulseras de ámbar?

El ámbar, considerada una piedra semipreciosa, ayuda a la regeneración de los tejidos del cuerpo y transforma las energías negativas en positivas, por lo que está especialmente indicado a la hora de curar enfermedades.

Esta propiedad está relacionada directamente con la propia resina de la que está formada el ámbar. La resina es utilizada por los árboles para curar y cicatrizar heridas del tronco y de la misma manera es utilizada por esa misma función para nuestro cuerpo. Por ello, en la Antigüedad, se llevaba encima ámbar para aliviar el dolor ocasionado por las articulaciones y el reuma.

El impactante color dorado del ámbar se relaciona directamente con el poder del sol, transmitiendo alegría, energía, vitalidad y eliminando el estrés, principal causante de enfermedades en los tiempos modernos. Así, colocando la piedra o piedras de ámbar sobre nuestro plexo solar fortalecemos la vesícula biliar, el hígado y el estómago.

También se utiliza para atraer el amor así como para mejorar la vida sexual e incluso para aumentar la efectividad en la realización de hechizos.

Manteniendo nuestra mente despejada y en un estado de serenidad, es más fácil que nos afloren pensamientos positivos y de paz. Esto otorga a personas tímidas o con falta de confianza una mayor seguridad y aplomo en sí mismo, pudiendo llegar a ser también un firme aliado en la práctica de la meditación.

Incluso muchos empresarios y hombres de negocios portan consigo pulseras de ámbar para tener éxito y prosperidad. La forma de portar el ámbar puede variar desde pulseras, anillos, pendientes, collares o cualquier tipo de bisutería.

Correspondencias del ámbar

  • Planeta: Sol
  • Elemento: Fuego
  • Divinidades: Gaia, Gea, la Diosa
  • Zodiaco: Leo, Libra, Piscis y Sagitario
  • Chakras: plexo solar

También puede interesarte