Collares de Ámbar

Si estás en busca de unos bonitos collares de ámbar, este es el lugar perfecto.



Se estima que los collares forman parte de la indumentaria humana desde hace 40 mil años, siendo una parte importante de la joyería en todas las civilizaciones. Así, los collares de ámbar pueden remontarse a mucho tiempo atrás.

En sus inicios, los collares eran hechos con objetos muy rudimentarios como puede ser el caso de huesos, conchas marinas, piedras y dientes de animales. Poco a poco este tipo de joyería fue cogiendo más notoriedad y se fueron creando collares más llamativos y de mejor calidad para mujeres y hombres, los cuales estaban hechos de metales y piedras preciosas como es el caso del ámbar, oro y plata.

Los collares siempre han estado asociados a temas más místicos como la magia, el poder e incluso como amuleto para las enfermedades. Fueron los griegos quienes limitaron su uso exclusivamente a las mujeres y quienes crearon el collar en forma de cadena.

¿Qué beneficios tienen los collares de ámbar?

Los collares de ámbar se venden aparte del factor estético también para aliviar el dolor de la dentición en los más pequeños, e incluso para dar algún tipo de estímulo sensorial a aquellas personas que sufren de trastornos por déficit de atención e hiperactividad. También se cree que estimula la glándula tiroides (la que controla el babeo) y refuerza el sistema inmunitario reduciendo también así la inflamación en oídos, garganta, estómago y sistema respiratorio.

El principio activo es el ácido succínico, un potente antinflamatorio el cual contiene el ámbar en una proporción entre 3-8%

Dicha sustancia entra en acción porque al entrar en contacto las piedras de ámbar con la temperatura corporal, dicha piedra libero el ácido succínico y éste es absorbido por el torrente sanguíneo.

¿Qué son los collares de ámbar para bebés?

Como ya hemos mencionado previamente, se considera el ácido succínico que contiene el ámbar como antinflamatorio. En los últimos tiempos se ha extendido la moda entre los padres que siguen tendencias naturalistas o de medicina alternativa. Consiste en poner un collar de ámbar a aquellos niños que sufren de mucho dolor durante la dentición para mitigarlo. 

Formas para aliviar el dolor de un bebé durante la dentición

A la hora de mitigar el dolor durante la dentición podemos encontrar muchas maneras para complementar a los collares de ámbar:

  • Cosas frías: Se puede probar con toallitas mojadas que han sido enrolladas y congeladas (si atas un nudo en la punta esto facilitará el mordisqueo). Esto puede ayudarle a adormecer  y aliviar el dolor causado por la inflamación.
  • Juguetes para morder: Existen juguetes de goma y plástico que están enfocados exclusivamente para reducir el dolor de las encías.
  • Masajes: Masajear delicadamente las encías podría proporcionarle mucho alivio a tu bebé. Por supuesto siempre con las manos limpias y realizar el masaje con un dedo o nudillo.

Si sigues pensando que la mejor manera de aliviar el dolor de tu bebé es un remedio natural, elige ya uno de nuestros.

Puede interesarte también